Paso a paso debe el Recreativo de Huelva empezar a evaluar una temporada que acaba de comenzar con un resultado negativo y otro positivo aunque con sensaciones enfrentadas. Por un lado existe la duda de la solvencia defensiva, algo que los propios jugadores deberán tapar y por otro lado existe la eficacia ofensiva con jugadores con grandes cualidades para hacer disfrutar en la parte de arriba.

Como cada viernes, el técnico del Recre Alberto Monteagudo realizó la rueda de prensa previa ante los medios de comunicación donde la primera sensación fue de optimismo. “Parece que siempre suena a lo de Cholo, pero mi objetivo se centra en cada domingo y que eso nos lleve a la zona privilegiada, nos da igual el rival. Si conseguimos que los jugadores se pongan al cien por cien para afrontar cada domingo como si fuera el último partido seguramente estaremos en una zona buena. No veo más objetivo que ese.”

Tras enfrentarse a un ‘gallito’ del grupo como el San Fernando y un rival consolidado como el Talavera, el Decano visita ahora a un recién ascendido como es el Villarrobledo que, pese a perder los dos primeros partidos, no es motivo para relajación para Monteagudo. “Es un equipo recién ascendido con mucha ilusión tras hacer historia con el ascenso y vamos a un sitio complicado, como van a ser todos. Llevan mucho tiempo buscando esto, están saneados, y hay mucha ilusión en el pueblo. Soy de allí, conozco Villarrobledo y va a ser un partido bonito para ambos y a ver si damos una buena versión y nos traemos los tres puntos para Huelva”, confirmó el técnico albaceteño.

Aún sigue coleando entre el recreativismo un análisis sobre la plantilla que tiene el Recreativo esta temporada. Para Monteagudo, el mercado veraniego ha sido satisfactorio y cree que el Recre ha hecho “una plantilla con no tantos recursos como otros y hemos utilizado el nombre del Recreativo, conocidos míos y de Zamora para llegar a futbolistas que vienen de no jugar. Está el ejemplo del tema de Isi (Ros), que tenía a cuatro equipos que le daba el cien por cien de su ficha y nosotros ni por asomo, pero el chico quería venir aquí y eso ayuda un montón. Óscar Ramírez tenía más equipos pero estuvo feliz conmigo porque jugaba y al final entre 30 y 100 no hay nada que hacer pero con un presupuesto ni mucho menos entre los cuatro o cinco mejores hemos hecho un muy buen equipo para competir con esos otros que están por encima” donde también resaltó a Quiles al que le dijo que “todo lo que no sea menos de siete u ocho goles para mí no es una gran temporada para él y ha empezado con dos y el tercero que tuvo el otro día”.

Otro nombre propio en el mercado de fichajes y en el Recreativo de Huelva ha sido el retorno de Chuli. Pese a haber valorado su llegada en otras ocasiones, Monteagudo tuvo palabras en la sala de prensa ‘La Provincia’ del Nuevo Colombino. “Chuli es una rata que vive al límite y Rubén las peina, las descarga, se las queda, pueden encajar perfectamente tanto detrás de él, al límite de la línea, como en banda, como lo pusimos el otro día”, señalaba.

Al respecto quiso darle esa valoración pública a otros jugadores como a Alfonso del que afirmó que “ya se reivindicó” o de Isi Ros de la que “ya se ha quedado todo el mundo con la jugada que hizo en el Colombino. Es bueno para lanzarle al lateral ese mensaje de que tienes 60 minutos con un buen futbolista, pero es que los 30 últimos te voy a sacar otro que es igual o mejor y no vas a poder descansar”.

Pese a enfrentarse a un rival que acaba de hacer historia ascendiendo a la categoría de bronce, Monteagudo se mostró ambicioso por el resultado aunque con mucho respeto por el Villarrobledo. “Me gustaría ganar por 2-4, pero el portero no estará contento y con el 0-1 estaremos contento todos, pero ojalá sea 1-6. Ganar fuera no es fácil y ese equipo tiene una ilusión grande porque no ha estado nunca en Segunda B y tenemos que tener respeto e ir al cien por cien o no vamos a ganar”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí